domingo, 17 de noviembre de 2013

La revelación de Morgan Capitán William Morgan Eloy Reverón

En Estados Unidos estalló una reacción antimasónica producto del surgimiento de un partido antimasón que había seguido al poder oculto, según uno de sus fundadores Taddeus Stevens (1792 1868), se debía a la impunidad en un crimen cuyos autores habían sido los miembros de una logia que habían ajusticiado a uno de sus afiliados por revelar el secreto masónico en un libro de su autoría. No pudieron sentenciar a ninguno de ellos porque ni si quiera apareció el cadáver de la presunta víctima, el hermano Willian Morgan (1775 – 1826). Después de este escándalo, el libro se vendió muy bien gracias a esta macabra publicidad, pero la popularidad de la masonería estadounidense se derrumbó hasta la posterior llegada del general Albert Pike, quien redactó el dogma y ritual de los 33 grados, y después le diera un relanzamiento diferente. Hubo decretos de proscripción de la masonería en muchos países. 
Willian Morgan (1775 – 1826)
Durante esos años de auge de la masonería estadounidense, al parecer, comenzaba la masonería a mostrar sus primeros signos institucionales en Venezuela a partir de 1824, fecha cuando la tradición masónica, y algunos datos aislados, nos señalan como el posible año de la fundación de la Gran Logia de la República de Colombia con sede en la ciudad de Caracas, presidida por el Licenciado Diego Bautista Urbaneja (1782 1856).


 

La búsqueda Mirecea Eliade

Leer más
1.- Un nuevo humanismo
2.- La historia de las religiones en restrocpectiva:
1912 y después
3.- La búsqueda de los "orígenes de la religión
4.- Crisis y renovación
5.- El mito cosmogónico y la "historia sagrada"
6. Paraíso y utopía: geografía mítica y escatología
7.- La iniciación y el mundo moderno
8.- Prolegómenos al dualismo religioso: díadas y polaridades

viernes, 13 de septiembre de 2013

Apuntes para la historia de la logia Unanimidad N 3 de La Guaira por Eloy Reverón

           Logia Unanimidad N 3 La Guaira

Los QQ:.HH:. de La Guaira escriben en este folleto una serie de datos que constituyen un aporte considerable para la construcción de la Historia de la Masonería en Venezuela. No obstante que existen algunas lagunas, normales en este tipo de investigaciones, pero sin restarle la debida consideración y respeto que merece este tipo de iniciativas.
Menciona algunos antecedentes "masónicos" a la existencia de la logia Unanimidad N 3 de La Guaira, entre los que vale destacar, la existencia de una logia llamada Cartago, que además contó con carta patente de la logia de Pensylvania bajo el número 176 y con fecha 4 de abril de 1809. Este último dato coincide con la fecha de la llegada a la masonería a Venezuela que señala el Q:.H:. José de Jesús Castro, llegó la masonería a Venezuela en 1808 eso lo escribió en una nota del editor que agrega a la traducción del libro de CLAVEL, F.T. Bègue  Historia de la Francmasonería y de las Sociedades Secretas antiguas y modernasCaracas, Caracas, Imp. José de Jesús Castro, 1858, 276 p.. Para los masones de Caracas, 1853, cuando se dirigen al presidente Monagas solicitando amnistía para el general Mariño, preso por una intentona golpista, le recordaron la generosidad de los QQ:.HH:. Bolívar y Morillo, al
El Abrazo de Santa Ana de Trujillo
acordar el principio del fin de la Guerra a muerte. 
Otra pieza documental  perfectamente ensamblada dentro de la lógica historiográfica resulta la noticia que ofrece en la página 18 "El 11 de noviembre de 1822, fueron expedidas bajo los números 75 y 76 por la Grand Lodge of Maryland, las cartas patentes para la Resp:. Log:. Unanimidad y Bolívar respectivamente, ... Años más tarde, encontramos en el Archivo de la ANH, un documento firmado por el General Páez, donde solicita una patente semejante, y dice que por consejo del Q:.H:. John King, quien había sido emisario de las logias de Barcelona, La Guaira y Cumaná, fechada en 1823. En este folleto también mencionan al hermano King, sobre cargo de una línea estadounidense que cubría la ruta. El Cónsul británico en La Guaira, Sir Robert Ker Porter, menciona a King un par de veces en su Diario.

Texto de Vanegas
haciendo click
En otra pieza clásica de la documentación masónica, Carta al Maestro Agustín Beroes dirigida por Ricardo Vanegas, expresa su conocimiento de la introducción de la masonería a Venezuela, en 1817, en los regimientos militares, tanto patriotas como realistas.
En nuestro libro Herederos de las Guildas (Masonería, Rituales y Cofradías) Caracas, IVEM, 1995 dedicamos un espacio a la masonería en La Guaira, y lo ampliamos y corregimos en una edición especial de aniversario del semanario Las Verdades de Miguel. Encartado con el Título La Historia Oculta de Venezuela, "Genealogía de las logias" Caracas, mayo de 2005. 

En la década de los noventa veíamos el asunto así: "Existen publicaciones que aseguran que la constitución de la primera logia venezolana fue en  Carúpano en 1814, conocida como la logia Patria[1]. Otras hablan de La Asunción[2], o de la logia Protectorade las Virtudes N 1 de Barcelona fundada en 1812[3]. La Logia Cartago en La Guaira en 1809.[4] Pero las referencias bibliográficas más antiguas que se conocen provienen de la época de internacionalización de la Guerra de Independencia. Los primeros masones que dejaron testimonio de su presencia como tales son de origen europeo, una vez más como en las Islas del Caribe, dentro de las guarniciones militares británicas francesas y españolas."  El tema es que todas las obras citadas se fundamentan en tradición oral en el mejor de los casos, y con serias contradicciones de marco histórico.
"Vale la pena destacar que ni Salvatti ni Tavera Acosta mencionan las logias de La Guaira, menos la leyenda de la logia masónica de Picornel en la prisión del castillo de San Carlos en ese puerto. Además  observamos que no se engaña con respecto a las reuniones de los jóvenes mantuanos que tenían lugar en la casa de campo de los Bolívar, que otros emocionados masones acríticos como Castellón quienes las señalan como reuniones masónicas. No cae en estas tentaciones  porque revisó el trabajo de Jorge Bejarano, sobre los Orígenes de la Independencia, con respecto a las reuniones de los jóvenes mantuanos en la quinta Bárcenas, propiedad de la familia Bolívar, el cual fue publicado en Bogotá en el año 1925. La creatividad literaria de Francisco Tosta García alude una reunión más íntima y secreta dentro de las reuniones de los jóvenes mantuanos en la Quinta de Bárcenas. Pero de allí, a tenidas masónicas para conspirar existe un trecho amplio."
En este particular debo destacar, que Bartolomé Tavera Acosta, historiador y masón, dedica el último capítulo de su segundo tomo a la masonería, muestras serias dudas respecto a la condición masónica de las reuniones de los conspiradores de Bárcenas.
Profesor Francisco Stormrs
autor de este preciado regalo historigráfico
Especial mención amerita la opinión del QQ:.H:. Francisco Storms en su trabajo que lleva el nombre de su logia en Respetable Logia Bolívar y Morillo Nº 91, Valera, Impresos Castillo, 1988, donde nos escribe:"Muchos están de acorde en que con la llegada de los desterrados por la conjura patrocinada por la logia de Madrid, conocida como los Cerrillos de Juan (San Blas)  y estos prisioneros al ser visitados por nativos de La Guaira encontraron campo propicio para fomentar sus ideales Libertarios y allí prende la llama en la conocida rebelión de Gual y España y todas las implicaciones posteriores.

En la Guaira debieron funcionar algunas "Sociedades secretas o sociedades patrióticas" y cuyos nombres suelen citarse como Cartago, Aurora o Guaira". Esta es una de las opiniones más sanas que he reseñado sobre esta hermosa tradición. Es difícil creer la historia de unos presos que iniciaron a sus carceleros en la masonería, y aquellos, a cuenta de hermanos, los dejaron escapar. Pienso que en la trayectoria histórica de los hombres que se iniciaron en la masonería, hay una vocación de servicio y trabajo por el bien de la sociedad, que va más allá, de la fama de conspiradores que le achacan sus enemigos. Esto no quiere decir tampoco que no se presta su estructura organizativa para montar una conspiración como la que montó Francisco de Miranda inspirado en los libros de masonería que le compró a su librero Pedro Antonio Lelaux. Nos queda para otro espacio la forma como abordó Celestino Romero, el tema de Gual y España.

[1] SALVATTI, MANUEL A. Anotaciones Históricas sobre la masonería en Carúpano desde 1814 a 1918 México, Ed. Menphis, 1962, 59 p. Recopilación IVEM N 19, Caja 19 N 1 fls 4-32
[2] Subero, Jesús Manuel, La más antigua logia masónica de Venezuela. P.6. 
[3] Storns, Francisco, Respetable Logia Bolívar y Murillo Nº 91, p 122
[4] Trabajo colectivo de la Logia Unanimidad de La Guaira

martes, 3 de septiembre de 2013

Sobre El Conde de Aranda en mis fichas de Ferrer Benimeli por Eloy Reverón

En reciente entrevista que me hicieron en un canal internacional de televisión me preguntaron sobre el Conde Aranda como supuesto organizador de un complot masónico a favor de la Independencia de la América hispana. Los remití al doctor Ferrer, pero no consideraron mi consejo porque ya les había anunciado lo que pensaba sobre esas fabulosas especulaciones propuestas por la antimasonería. Al parecer, los programas buscan sintonía a través de elementos escandalosos o misteriosos. Con respecto al conde Aranda Ferrer escribió lo siguiente:

" Otro caso francamente revelador es el del conde Aranda, del que por el mero hecho de su intervención en la expulsión de los jesuitas (de América en 1767), se ha querido hacerle poco menos que el fundador de la Masonería en Española, cuando todavía está por probarse que era masón, por no fijarnos en otros "Títulos" con que se ha querido, y en parte conseguido, identificar al conde aragonés, títulos que como hemos podido ver apoya su tan pretendido como falso Gran Maestrazgo de la Masonería.(p. 217)

Algunos detalles sobre esta monumental obra pueden ser leídos haciendo click sobre el Título.
Masonería, Iglesia E Ilustración (Un conflicto ideológico-político-religioso) Madrid, Editado por la Fundación Universitaria Española, Seminario Cisneros, 1977.


sábado, 18 de mayo de 2013

Comentarios de Eloy Reverón relativos a Las Francmasonerías de Jean Charles Pichon


Pichon Jean Charles (1920 2006) Historia Universal de las sectas y las sociedades secretas,(Tomo I) Barcelona, Ed. Bruguera, 1971, (1Ed 1970 550p)  pp 319 - 341 (Capítulo 13) Las Francmasonerías
Para Leer el capítulo
haga Click aquí
Tenemos noticia de su vinculación al Gran Oriente Francés en 1949. El tema de la francmasonería está tratado en un capítulo de esta obra donde encontramos información útil sobre los orígenes de la franc masonería, James Anderson (1684 1739), André Michael Ramsay (1686 1743), El Rito Escocés, La observancia estricta y el advenimiento de la Razón.
 Pichon forma parte de un grupo que permite un abordaje inicial de la historia de la masonería, sin la amplitud y profundidad necesarias requeridas. Su virtud es precisamente de que vienen dentro de un contexto de obras que tratan el tema de las sociedades secretas como René Alleau Las Sociedades Secretas, París L’Encyclopedie Planéte, s.f. 254 p., D.E. Brien, Les Societés Secretes de Mystéres, Paris, Payot, 1941., Giovani De Castro, íl mondo mondo secreto, Milano,, G. Daelli, 1864, 9 vol, N. Deschamps, Les societés secrétes et la Societé, Paris, Dudin, 1880, 3 vols, 335 + 654+ 702 pp., J. Heron Lepper, Les Societés secretés de l’Antiquité á nos jours, Paris, Payot, 1933, 316 p., Serge Hutin, Les Societés secretés, Paris, P.U.F., 1952, 125 p., Claude, Jannet Les Societés secretés, Paris, Librar. Soc. Bibliog., 1878, 6Ed, 128 p., Albert Lantoine, Les Societés secretés actuelles en Europe et en Amérique, Paris, Leroux, 1940, XVI + 151 p., Eugéne Lennhoff, Histirie des politiques Societés secretés au XIX et au XX siécle Carbonari Decembristes Soc, Irlandaises…, Paris, Payot, 1934, 365 p., C.K. Morberger Thom, Enigmas de las sociedades secretas, Madrid, Barcelona, México, Daimon, 1961, 391 p., Santiago Valenti Camps & Enrique Massaguer, Las sectas y las sociedades secretas a través de la historia, Barcelona, Ed Literaria, 1912 2Vols. Y  Pedro Zaccone, Historia de las sociedades secretas antiguas y modernas, Madrid, Murcia y Martí, 1880, 2 Vols, entre otros.
Las logias perduran en el tiempo, las sectas son transitorias
Llama nuestra atención que desde el principio establece una diferencia entre las sectas y las logias. Deja claro que para 1783 las sectas se contaban por millares, y a menudo por centenares. En cambio las logias se contaban por centenas de millar. Explica esta realidad debido a que las sectas morían a causa de su inutilidad social. Por el contrario, argumenta que …,las logias inglesas habían castrado a su rey; las francesas iban a decapitar el suyo; en unas naciones todavía inexistentes, las logias neoyorquinas y las prusianas suscitaban la idea de patria.(p.319)

El título del capítulo en plural se explica porque plantea la existencia de dos concepciones míticas opuestas, a las cuales representa simbólicamente con el Templo y la Logia. Señala a Elías Ashmole quien hace mención a la logia como el nombre de una reunión celebrada en el Templo o mason’s  hall. La Logia vinculada con la luz de la razón y el Templo reproduce al templo de Salomón. También plantea la existencia de un doble esoterismo, uno de tradición bíblica y el otro vinculado a algunas leyendas confusas.


Anticuario, Oficial de Armas, astrólogo, alquimista

Pichon expresa un punto de vista interesante relativo a los Old Charges donde aparecen algunas normas de urbanidad y convivencia social que él interpreta…, como su una de las finalidades de la francmasonería, por aquellos tiempos, hubiese sido permitir a sus miembros que consiguieran cierta ´ “promoción social” ´, que les sirviera para liberarse.” Esta apreciación de Pichon proviene de la lectura de un texto publicado en el número 252 de la revista El Simbolismo, Paris, 1961, en un artículo firmado por Mario Lepage, quien declara a 1717 como el inicio del declive de la auténtica masonería operativa del espíritu, guardando distancia de la masonería operativa de las obras sacras, y en cierta forma a la masonería especulativa de 1717. En este sentido coincide con Fermín Vale Amesti, autor de El Retorno de Enoc, quien ocupara el cargo de Gran Maestro en la Gran Logia de Venezuela, miembro fundador de la Logia Gahandi N 114 de Caracas. Casualmente su libro fue publicado primero en Francia que en Venezuela. Comparte con Pichon y René Guenon ese punto de vista de una masonería operativa del espíritu, aunque no lo menciona expresamente.
Figura en la lista de los GG:.MM:.
Entre al enlace haciendo click
En lo que sí enfatiza es en la idea de Henry Felix Marc(1841 1893)…, que la francmasonería especulativa nace al mismo tiempo que la gran logia de Inglaterra y ´ “ conquistará el mundo” ´, aseveran todos el mismo hecho, aunque interpretándolo en el sentido de su mítica personal.” (Citado por Pichon p. 321) 

Ubicado de esta manera, confronta la visión legendaria presentada por los primeros masones británicos modernos, la cual sostiene que el tránsito  de simples albañiles al de burgueses alternando con nobles decadentes, de personajes míticos recién regresados de Tierra Santa, con aires de caballeros andantes, empleados en la construcción de catedrales, con leyendas de compañeros asesinos simbólicos que matan a su maestro interno y resucitan como el mismo Nazareno.
Antes de seguir adelante con los comentarios al texto de Pichon, debemos hacer un paréntesis para no perder de vista a la tradición de los picapedreros de la catedral de Strasburgo, de la cual encontró testimonios el Canónigo Gradenier.


  
  

viernes, 15 de marzo de 2013

domingo, 3 de marzo de 2013

Apuntes para la historia de la masonería en Venezuela por Eloy Reverón


I.A..b.- Nombramiento de los grandes maestros provinciales de la Gran Logia Británica 
En las minutas de la Gran Logia de Inglaterra nos informa Robert Freke Gould, historiador masón de la Logia Ars Quatour Cornaty N 2670 que el Q:.H:. Randolph Tooke, Gran Maestro Provincial para América del Sur, fue presentado en una tenida realizada el 17 de noviembre de 1735 de aquella Gran Logia y que de este personaje no tuvo otra referencia que su nombre en una lista de la logia n 19 del  Queen´s Arms, en la calle Newgate de Londres donde dos personas figuran con citas similares.
Gould también hace mención de un Gran Maestro Provincial bajo Escocia, don Gabriel Nunes cuya fecha no fue grabada. En mayo 6 de 1850 fue sucedido por el señor Florentino Grillet, debió ser de Angostura porque la familia Grillet no es muy numerosa y curiosamente los registros de esa familia el señor Víctor José Grillet nacido 12 de abril de 1842 fallecido 9 febrero de 1890 en Angostura. Coincide el texto de Gould aclarando más adelante que a partir de febrero 3 de 1851, la denominación provincial de aquellos registros cambiaron de Colombia para la denominación “Guayana in Venezuela”. Reconoce un Gran Oriente de Colombia de Bogotá en Nueva Granada. En corto tiempo fueron registradas dos logias en Angostura bajo garantía Británica. Hace algunas conjeturas que no arrojan mucha luz al asunto pero continúa en un aparte con mayúsculas, VENEZUELA.

lunes, 28 de enero de 2013

Documentos fundamentales para el estudio de la historia de la masonería inglesa por Eloy Reverón



Tomado del libro: Los Herederos de las Guildas (Masonería Rituales y Cofradías), Caracas, Instituto Venezolano de Estudios Masónicos IVEM, 1995, 148 p. de sus páginas 18-25 (Identificado como lectura n 1 para el seminario La Masonería y la Independencia, Escuela de Historia, UCV, Caracas, Venezuela semestre impar 2013)

Sin embargo, existe una concepción temporal e histórica de la definición de las legendarias guildas de constructores, que los masones británicos han encontrado como testimonio de su existencia, lo difícil hasta ahora es pensar con seguridad en un vínculo más tangible de continuidad con estas antiguas cofradías: "Throughout the whole of it (the period 1390 to 1646), there is no evidence of living Freemasonry in South Britain. By this, I mean that there are no lodge minutes or records,  so we have no evidence from any source whatever wicth will reduce to actual demonstration  that there were Free and Acepted Masons  who sat in South Britain before 1646. (I. R.F. “Gould English Masonry before the Era of Grand Lodge”. Citado por A.C.F. Jackson en A.Q.C., N 89, p. 23)  

Si hacemos un recorrido por  los documentos esenciales de la Masonería inglesa, que nos sirvan como referencia del vínculo existente entre las guildas de obreros operarios que se transformaron en una masonería de burgueses y aristócratas,  inspirados en las tradiciones de los constructores y sus enseñanzas herméticas, políticas y religiosas encontramos que, existen escasos indicios acerca de la existencia de masonería inglesa entre los siglos XIV y XVII; sin embargo  A. Cosby F. Jackson encontró suficientes razones para mostrar que algunos de esos albañiles, fueron hombres con cierta educación y habilidades, y que especialmente de aquellos que tenemos noticias, vinieron principalmente de la clase media y clases superiores. Pero no descarta la posibilidad de la existencia de otros de inferior estrato social, que seguramente por ser analfabetas, no dejaron huella. El conocimiento del marco histórico referencial que el autor maneja, le ha permitido establecer relaciones con ese trasfondo cotidiano, para preguntarse, porqué los hombres educados se hicieron masones. Según sus apreciaciones no hubo masones no operativos durante este período, señalando incluso que alguna conexión con los masones operativos resulta incidental. Entre las razones que sugiere están la afición por la arquitectura, curiosidad por las antigüedades, el deseo de un lugar para reunirse en paz durante tiempos difíciles o convulsionados. Jackson hace referencia a la historia de J.M. Trevelyan de quien resume la siguiente observación: "Las controversias de la política eclesiástica del momento, en el cual todas las partes apelaron a las prácticas del pasado, fijaron su interés en la investigación histórica... esto inspiró la búsqueda de clérigos y religiosos seglares igualmente... la publicación de textos medievales, y el estudio de la arquitectura medieval anglosajona por estos hombres entre 1660 y 1730 que fue igualmente sorprendente en calidad y volumen." (A.Q.C. N 89, 1976  p. 30)
          Estas razones pudieron haber incitado a los hombres educados a unirse a la Masonería, pero la pregunta que coloca sobre el tapete es: ¿Qué los indujo a continuar en ella?. Piensa Jackson que estos masones no operativos educados fueron tratados de diferente manera por los iletrados operativos. Hace otra referencia al historiador masónico F. Gould, quien señaló que Elías Ashmole pudo haberse hecho masón de manera confidencial, según lo prescrito por las antiguas ordenanzas.  Resalta la idea con respecto a las antiguas ordenanzas y su irrealista y tradicional historia, con sus exhortaciones y designios para el trabajador medieval, tales como no tratar con violencia a la esposa, y no desear a la hija o a la sirvienta de manera impía, o no jugar cartas o dados, podría haber parecido a un hombre como Ashmole, Mainwarring, o Randle Holme III, o a un comerciante de clase media, tan ridículo como hoy en día  podría parecernos a nosotros. Sin embargo queda un asunto sin resolver, y puede ser que nunca se resuelva, es si hubo algún contenido esotérico o simbólico de naturaleza seria en las ceremonias del  período operativo, que no sólo pudieron haberse producido en una atmósfera muy diferente de la que encontramos en cualquier reunión contemporánea de profanos, concluye  Jackson  señalando que no encontró evidencia de alguna tradición esotérica a mediados del siglo XVII en la francmasonería.( A. Cosby. F. Jackson, "Our predecessors, The English Non Operative Masons of de Mid 17th Century" en A.Q.C. vol 89, Londres, 1976, pp. 23-31.) 

El documento masónico inglés de mayor relevancia es conocido como El Manuscrito Regio(Diccionario Enciclopédico de la  Masonería de Frau Abrines ofrece una traducción abreviada.) Este valioso testimonio de la Masonería operativa se mantuvo traspapelado durante mucho tiempo en la biblioteca del rey Jorge II, quien lo donó al Museo Británico en 1751, donde también se mantuvo ignorado hasta 1840, cuando James Orchard Halliwell se dio cuenta de que se trataba de algo más que un simple manual de geometría. Treinta y seis años más tarde, los investigadores masones de la logia Arts Quatour Coronati  de Londres, F.T. Gould y W.J. Hughan lo estudiaron. Así comenzó un período de reformulación del conocimiento que los masones ingleses tenían de sus antecesores de las guildas. Al observar estos versos, que contienen leyendas y reglamentos de vida práctica, que en nada se relacionan con grandes y pequeños misterios, o las prácticas esotéricas iniciáticas que la Masonería moderna contempla en sus enseñanzas. Así podemos pensar que la Masonería Especulativa adaptó  enseñanzas esotéricas en  relación con el simbolismo de los instrumentos de construcción, en tiempos posteriores a 1717. O en su lugar la hipótesis que plantean los hermanos chilenos de la logia de investigación "Pentalpha" N 119, quienes señalan " No puede haber duda, que la Masonería simbólica o especulativa, tiene dos afluentes distintos: uno práctico, pragmático, y otro esotérico. El poema regio pertenece al primero, al afluente pragmático y no tiene contenido o vestigios esotéricos." (Temas Masónicos N 2 , Recopilación de Trabajos publicados por el I:.H:. Francisco Sohr, s-f, p.141)
         
También conocido como el manuscrito de Halliwell  es el documento más antiguo que han encontrado de la Masonería de las guildas que pueda ser relacionado con la moderna Masonería especulativa, el cual es contemporáneo a los Cuentos de Canterbury, y data de 1390-1420.  Da la primera mención de una logia de masones en un documento escrito: The Regius Manuscript (El original reposa en The British Library, Bibl. Reg. 17. A.I. Citado por Cosby Jackson, " The Medieval Masons of the  Regius Manuscript. (Our Predecessors)".( Transactions of Quatour Coronati Lodge N 2076 Vol 88 for the year 1975, Oxford, Alden Press, 1976, p.17) Este pergamino fue hallado por el anticuario Halliwel en el Museo Británico de Duover. " Este documento contiene bajo el título de Hicincipiunt constitutions artis Geometriae secundun Euclidem,  Aquí comienzan las constituciones del Arte de la Geometría según Euclides, setecientos noventa versos en inglés antiguo; y presenta, en primer término, la antigua tradición de la corporación, la cual nos da a conocer la vida cotidiana de los masones medievales; y en seguida dividido en dos partes, los quince artículos de la ley, aumentados con quince puntos de ampliación. (...) relata la leyenda de los cuatro Coronados, que se encuentra también en los estatutos alemanes, que puede ser considerado como la prueba evidente de la identidad de los tallistas de piedra  o canteros ingleses y alemanes y de su origen común." (Diccionario Enciclopédico de la Masonería, Frau y Abrines, p. 32.)
         
La geometría es considerada la séptima de las artes liberales, arte que según el manuscrito llegó a Inglaterra en los tiempos del rey Athestan, quien gobernó entre los años 924 a 940, período durante el cual impulsó la construcción de casas e iglesias. La categoría de estos trabajadores estaba por encima de la de súbditos o siervos, debían llamarse queridos hermanos.

Antes de comentar algunos aspectos sobre este manuscrito Maurice Colinon señala que: " Los masones, desde hace siglos, han procurado descubrirse antecesores de los cuales pudieran sentirse orgullosos. Se llenaría una vasta biblioteca reuniendo nada más que las obras que pretenden demostrar la filiación  de la Masonería con la Rosa-Cruz, el hermetismo, el kabalismo, la alquimia, las sociedades de iniciación egipcias, griegas o judías, la triada secreta de  la antigua China. Los Collegia fabrorum  romanos, la caballería de las Cruzadas o de la destruida Orden de los templarios, etc. "( Maurice Colinon en: La Iglesia frente a la Masonería. Buenos Aires, Ed. Huemul, 1963, p. 16.) 

Para los primeros historiadores de la Masonería, el primer masón fue Adán "E.l .F:. Bèdarride, gran conservador de la Orden, revela por su parte que: El patriarca Adán, fiel a las instrucciones que había recibido del Altísimo, formó la primera logia con sus hijos, quienes lo secundaron poderosamente trabajando por sus medios para la propagación del arte que profesamos."( Maurice Colinon Op.Cit p.14),  la hoja de parra posiblemente era su mandil. Colinon reconoce que estas imaginaciones delirantes hacen sonreír a los masones de nuestro tiempo, y que a pesar de que el historiador Albert Lantoine las "había ejecutado en su Historia de la Masonería Francesa no deja de atestiguar la mentalidad esotérica que ha presidido durante largo tiempo los trabajos de las logias".( Maurice Colinon, Ob.Cit. p. 15.) Sin embargo, existe otro punto de vista simbólico donde Adán representa al primer hombre racional, capaz de sostener el techo mediante el uso de la columna.
         
El Manuscrito Regio nos muestra la relación  entre los operarios y los masones modernos. La forma como  recibieron esta herencia, parece ser el secreto que no se ha podido revelar.  Los comentarios de este historiador francés sobre el manuscrito regio señalan: " El manuscrito Regius, que data de alrededor del año 1400, acepta una tradición según la cual la Orden habría sido creada en Egipto. El Manuscrito de Cooke, ligeramente posterior, hace intervenir personajes bíblicos: Jabal, Jubal, Tubal, como también a Pitágoras y a Hermes. La noción de una tradición egipcia, más o menos helenizada después, se encuentra en casi todos los masones de la Edad Media."( Ídem.)   Este autor da por  hecho que existían numerosas logias desde el siglo XIII que ya tenían  un carácter internacional. En 1275 se reunió, para la culminación de la catedral de Estrasburgo, un congreso de maestros albañiles provenientes de Inglaterra, Alemania, y Lombardía, los cuales se constituyeron  en Gran Logia. Habla de masones que recibían una iniciación profesional y espiritual: " Porque para ser masón no bastaba ser hábil, había, además, que ser digno." (Ídem.)
          El pasaje más importante del manuscrito, según los especialistas, lo constituye La Nueva Ordenanza del Arte de la Geometría. El secreto esencial de los masones operativos.  Sobre la base de todo lo expresado llegamos a pensar que la tradición esotérica de la Masonería moderna, puede ser el resultado de la investigación e interpretación de las obras de la arquitectura sagrada, y la especulación interpretativa de la tradición bíblica en los aspectos en que esta se relaciona con la necesidad de construir en el microcosmos, la armonía que revela la observación de la bóveda celeste. Por eso es que Henry Clausen señalaba que la enseñanza de la Masonería era más antigua que su organización.
          Luego le sigue el manuscrito conocido como The Índigo Jones Manuscript  que corresponde  al año 1607. Se trata de una hermosa pieza presentada en forma de libro, de 15 pulgadas por 9 y media. La pieza total contiene 25 páginas escritas por una sola cara y finalmente 20 en blanco, como si hubiese quedado algo pendiente por copiar.
          Los especialistas piensan que las cintas y la fina caligrafía evidencian que fue elaborado por encargo de algún noble o persona importante.
          En el momento de su aparición suscitó muchas dudas con respecto a su autenticidad y su antigüedad. Está fechado en la página frontal en 1607, y con el nombre de Índigo Jones, Delin. Es posible que la portada perteneciera a otra pieza más antigua, y le fuera agregada con posteridad.  En 1881 este manuscrito fue publicado por el hermano Woodford en la Masonic Magazine del mes de julio donde señaló: "Esto es, presumimos, bastante cierto que perteneció a Índigo Jones. Fechado en 1607" (A.Q.C., Vol 88, 1976, p. 111) Las dudas que señalábamos surgieron en tres aspectos; el primero, si realmente perteneció a Índigo Jones; segundo, si él dibujó  la portada; y el tercero, si la fecha colocada fue la correcta. 
Índigo Jones nació en 1573, estudió en Italia y regresó a Inglaterra en 1605, hasta su muerte en 1653 estuvo vinculado con lo mejor y lo más noble de ese país. El trabajo, como hemos señalado pudo ser un encargo elaborado con sus manos. Sin embargo detalles y deficiencias en el dibujo de la portada, suscitan dudas de que hubiesen sido producto de la mano de un arquitecto de su categoría. Especialistas como F.C. Price señalan que el trabajo data de 1760.
          En comparaciones con otros escritos posteriores, han encontrado errores similares en algún punto del documento, y por ese detalle han dudado de su antigüedad,  posiblemente fue hecho en 1665, dos años después de la muerte de Índigo Jones.  Lo curioso es que en el documento se habla del Maestro Hiram Abiff, héroe de la leyenda del grado tercero dada a conocer en 1724.
          Las pruebas que de la tinta, revelaron que la fecha fue escrita con otra tinta diferente al resto del documento, vale decir, que el texto fue escrito a mediados de 1700, y el dibujo a 1607. Por lo tanto puede considerarse un texto de la Masonería especulativa.( A.Q.C. Vol 88, 1976 pp. 111-114)

The Wood Manuscrip (1610) Es otro suntuoso manuscrito de las "Antiguas Constituciones", elaborado en 16 hojas y 32 páginas de 9 pulgadas por 6 y un cuarto. Perteneció a un caballero de apellido Wood por más de 20 años, luego de pasar por varios dueños llegó a la biblioteca masónica de Worcester.
          La fecha de 1610 no fue cuestionada, lo que trajo dudas fue la intención del documento, vale decir, que su reproducción fue más con fines de anticuario, que para el uso de las logias, sin descartar que pudieron darle ese uso.También quedó descartada la intención de haber sido una copia para llevarla a la imprenta, porque el papel usado es de muy bella confección y de elevado costo para tales propósitos. Sin embargo, los editores de A.Q.C. señalan que se trata de una copia hecha por un coleccionista de antigüedades, de quien es necesario hacer más investigaciones. Todo el texto acusa las características de la familia de la Gran Logia, y por eso fue incluido en los textos del hermano Woodford en Masonic Magazine  de junio de 1881, y en los Old Charges, 2a edición del hermano Hughan.
          Fue en A.Q.C. vol 88 de 1976, donde se publicó la versión facsimilar completa de este interesante texto, fuente también para nuestros comentarios acerca de este preciado documento.
          El Libro de las Constituciones de Anderson (1723).  Es el documento fundamental para la historia de los masones especulativos. La primera pieza de ordenamiento jurídico de la Masonería Especulativa. En el Libro de las Constituciones de Anderson Justifican la ausencia de documentos relativos al período de la Masonería operativa, con un incendio de los archivos. Así tenemos que el texto no fue elaborado por los masones operarios.  De tal manera nos encontramos ante una masonería histórica, frente a otra legendaria: "En los anales masónicos se dice haberse quemado en 1720(Siendo Gran Maestre Payne) varios antiguos manuscritos para prevenir que pudieran caer en manos extrañas" (Manual del Compañero Masón, Buenos Aires, 1950, p 24). Al parecer no fue que hubo un incendio, sino que lo quemaron adrede.  El Libro de las Constituciones sigue la senda de la historia de la arquitectura hasta confundirla con la historia de la Masonería. La diferencia es muy sutil, y podemos hasta descartar el error, al confundirlas porque vienen por el mismo sendero de la Historia.
          Desde el punto de vista histórico y jurídico, me inclino a considerar  la Constitución de Anderson como el acta de nacimiento de la Masonería moderna, la Carta Magna que le da forma, el primer ordenamiento jurídico de los masones modernos. Sin embargo no debemos perder de vista, algo importante,  la versión "histórica" que ofrece del origen de la Masonería y  los misterios de  su nacimiento, que se asemejan a los enigmas del ave zancuda que traía a los recién nacidos pendientes de su pico con respecto al origen de la vida. Aunque como hemos señalado, reiteramos, es este documento el primer ordenamiento jurídico de la orden, lo observamos como documento histórico, pero guardando cuidado de su versión de lo que consideraron la Historia de la Orden en ese mismo documento. Vale decir, que por ser el documento histórico,  no implica necesariamente que la versión que da de la historia de la Masonería, sea por consecuencia veraz.
          Lo consideramos como el documento fundamental para la historia de la Masonería en su relación con la Masonería Especulativa, este lo constituye sin duda The Cosntitutions of Free-Masons, containing the History, Charges, Regualtions, ... of the most Ancient and Right Worshipful Fraternity, Londres, 1723. Conocida en castellano como el "Libro de las Constituciones de Anderson".
          Otro aspecto que lo realza radica en cuanto a la Carta Magna, que regula el aspecto ideológico de la Orden, se hace necesario advertir e insistir en su parte doctrinal y jurídica como lo esencial, porque ofrece la versión  de la Historia  de la Institución que sus autores: " Anderson y Desaguliers, dan de los orígenes de la Masonería, y que incide en el terreno de lo imaginativo."( José Antonio Ferrer Masonería Iglesia e Ilustración  p. 293.)   El contenido histórico al cual se refiere Ferrer está vinculado a la parte referida,a la versión que ofrece de los orígenes de la Masonería. En cuanto a lo demás, repetimos, es el primer ordenamiento jurídico de la Masonería especulativa, dice mucho en cuanto a la génesis de la Masonería histórica, con respecto a la parte que corresponde a la historia de  los masones aceptados, aquellos elementos ajenos al arte de la construcción, que por primera vez ingresaron a la Orden.
          Finalmente tenemos la pieza conocida como The Lechere Manuscript del cual los especialistas calculan su elaboración con fecha posterior a la segunda Mitad del Siglo XVII. Se le conoce con ese nombre porque fue Sir Edmund A. H. Lechemere, Gran Maestro de la Provincia de Worcester,  quien lo descubrió y lo donó a la biblioteca masónica de Worcester para su custodia y restauración.
          Lo constituyen, tres páginas sueltas y unidas con hilo, las cuales no parecen haber sido arrancadas de un libro mayor, y con la salvedad,  que las tres hojas son de diferentes tamaños.
          La caligrafía no puede ser considerada como un espécimen bonito, contiene partes mutiladas e ilegibles, con correcciones e interpolaciones elaboradas con posterioridad a la elaboración del escrito, y su antigüedad data del siglo XVII, su texto fue publicado por primera vez en diciembre  de 1882 en la revista Masonic Monthly.
          En cuanto a su contenido resume relaciones de la Orden, con leyendas bíblicas de Abraham y su esposa Sara, y su viaje a Egipto, donde supuestamente aprendieron las ciencias liberales, sin embargo no deja de ser muy útil para la comprensión de la Masonería moderna.